EL CAPITULO 13 DE LA LEY DE QUIEBRAS

El Capitulo 13 es conocido como Plan de Ajuste de Deudas de Individuos con Ingresos Regulares. La mayoría de los casos radicados en Puerto Rico son 13.

En este Capítulo sólo cualifican individuos con deudas no aseguradas de hasta $336,900 y deudas aseguradas de no más de $1,010,650. Pueden radicar empleados, comerciantes, retirados, pensionados, amas de casa y todo individuo que tenga fuente de ingreso regular que le permita formular un plan de pagos.

Al igual que en el Capítulo 7, con la radicación de una petición de Capítulo 13 automáticamente la corte emite una orden de paralización que prohíbe que se le hagan gestiones de cobros al deudor.

Se diferencia este Capítulo 13 del Capítulo 7 en que en el Capitulo 13 el deudor retiene todas sus propiedades y negocio, siendo la función del Síndico la de distribuir los fondos que el deudor paga mensualmente a través del plan de pago propuesto, el cual no puede ser menor de 36 meses ni mayor de 60 meses.

¿COMO SE COMPUTA EL PLAN DE PAGO?

El primer factor determinante en relación con la cuantía del plan de pago lo es:

1. EL VALOR DE LAS PROPIEDADES - Usted vendrá obligado a pagarle a los acreedores no asegurados a través del plan de pago, la misma cantidad o un pago más alto de lo que estos recibirían si el deudor radicara un Capítulo 7.

0 sea, por ejemplo: La casa de un matrimonio que radica quiebra tiene un valor en el mercado de $70,000 y tiene una Hipoteca de $20,000, como ellos en el Capítulo 7 tienen derecho a una exención de $40,400 más $1,850 extra, los acreedores no asegurados recibirán $13,300 después que el síndico vendiera la casa. Para que no se le obligue al deudor tener que irse a un Capítulo 7, éste tendría que ofrecer pagar al menos esa suma a los acreedores no asegurados en un plan de hasta 5 años.

2. LAS DEUDAS QUE TIENEN CO-DEUDORES - Este es otro factor que se toma en consideración a la hora de determinar la cantidad a pagar a través del plan.

El Capítulo 13 le da la oportunidad al deudor de proteger al co-deudor con la misma protección que él recibe de la Ley de Quiebras Federal. Si desea proteger al co-deudor, deberá presentar un plan de pago en el cual las deudas de consumo que tengan co-deudores se paguen en su totalidad a través del plan de pago, aunque las otras que no tienen co-deudores no se paguen en su totalidad.

Esta decisión le corresponde al deudor, el cual podría si así lo desea, no proteger al
co-deudor y así tener un pago más bajo, a veces de hasta un 1% de la deuda, dependiendo de su valor de liquidación, el cual depende del valor de sus propiedades. Sin embargo, si el deudor lo desea, podría no proteger al co-deudor y los acreedores podrían cobrarle a éste. El co-deudor no puede de ninguna manera cobrarle luego al deudor en quiebra, después que le pague a los acreedores por su obligación de haber dado la firma.

  1. Por Ejemplo:
    Usted tiene seis préstamos:
    1. Island Finance $ 3,800.00
    2. Best Finance 2,900.00
    3. Money Express 4,500.00
    4. Associates 2,200.00
    5. J.C. Penney 5,000.00
    6. First Bank 7,000.00

De estos préstamos, Best y Associates tienen co-deudores y los demás firmaron el deudor y su esposa (la cual no se considera co-deudora según la Ley). Este deudor no tiene ninguna casa o apartamento ya que vive alquilado. Tiene un vehículo que vale $4,000 y muebles en a casa valorados en $5,000. En este caso, el deudor haría un plan de pago el cual sólo pagarla los dos préstamos con co-deudor para, de esta forma, proteger a éstos. El plan sería de aproximadamente $114 x 60 meses.

Si por ejemplo, el deudor y su esposa tienen una residencia valorada en $180,000 y deben $90,000 de hipoteca, como ellos en el Capitulo 7 tienen derecho a una exención de $40,400 más $2,150 entonces habría un remanente que el Síndico de Capítulo 7 podría vender. Para que esto no ocurra los deudores se acogen a un Capitulo 13 y ofrecen pagar esa cantidad, la que en este caso es de $17,450 a través de un plan de pago, el cual sería de aproximadamente $380 x 60 meses, incluyendo el pago de la Comisión del Síndico Administrador, del plan y los honorarios de abogado aprobados por la corte.

3. EL INGRESO Y LOS GASTOS NECESARIOS DEL DEUDOR - Este es otro factor determinante a la hora de calcular y fijar el pago mensual a efectuarse. Los planes de pago en el Capitulo 13 pueden ser tan amplios y abarcadores como la imaginación del abogado que lo redacta y la necesidad y capacidad del deudor.

Por ejemplo, son comunes los planes de pago en el cual el deudor paga lo que le sobra (ingreso disponible) luego de cubrir los gastos ordinarios de la familia y el pago de las deudas garantizadas (Hipotecas) y ofrece pagar un pago englobado "Balloon Payment" con la venta en un futuro cercano de alguna propiedad. A veces el pago futuro se realizará con algún dinero que el deudor espera recibir.

Por lo general, los deudores que acuden a un abogado para radicar un Capítulo 13 de Ley de Quiebras no tienen el dinero para los honorarios profesionales del abogado. Es por eso que en la inmensa mayoría de los casos, en el pago se incluyen los honorarios del abogado y la Comisión del Síndico, teniendo el deudor que incurrir de momento sólo en los gastos de radicación de la Petición. En los planes de pago también se incluye el pago de atrasos en los automóviles, siendo el deudor responsable de pagar los pagos mensuales corrientes después de la radicación. En ocasiones, de ser necesario, se podría incluir el total de la deuda de los autos para que sean pagados a través del plan.

El pago del mes corriente hay que seguir haciéndolo directamente por el deudor fuera del plan de quiebra. También se pueden incluir los atrasos en las deudas garantizadas, como por ejemplo, atrasos en el pago de las Hipotecas y los gastos de honorarios de abogados que el Banco Hipotecarlo le esta cobrando, según pactado en la escritura de Hipoteca.

PROCEDIMIENTO
Al igual que en el Capítulo 7, en el Capítulo 13 luego de radicada la petición, el deudor en unión a su abogado, tiene que acudir a la oficina del Síndico del Capítulo 13, el Lcdo. Alejandro Oliveras con el teléfono 977-3500 y el Lcdo. José Carrión con el teléfono 977-3535. Personal de la oficina del Síndico estará a cargo de conducir la vista de acreedores, conocida también coma la vista 341. Los acreedores son notificados e invitados a la vista, pero no tienen obligación legal de acudir y en la práctica la mayoría no participa de esta vista.

La vista es una reunión en la cual, baja juramento, el deudor contesta una serie de preguntas formuladas par el síndico a los acreedores en relación a la información vertida en las planillas sobre las propiedades del deudor, ingresos y gastos informados. El síndico analiza el plan propuesto y emite opinión sobre la viabilidad del mismo. Los pagos deberán de efectuarse dentro de los 30 días de haberse radicado el caso a través de cheque a giro, indicando el nombre del deudor y número de caso. También se puede solicitar descuento directo de nómina.

Posteriormente se celebra la vista de confirmación ante el Juez a cargo del caso. Sin embargo, en la mayoría de los casos, Si el caso no ha presentado problemas durante la vigencia del mismo y no se han presentado objeciones el deudor no tiene que comparecer a la vista.

Si el plan cumple con todos los requisitos de Ley, el mismo será confirmado por el Juez, el cual emite una orden de confirmación del plan propuesto por el deudor. De no ser aprobado, el deudor podría pedir otra vista para tener la posibilidad de someter un plan enmendado.

Luego de aprobado el plan, el síndico procederá a distribuir los fondos recibidos entre los acreedores que radicaron su `Reclamación o Proof of Claim". De surgir cualquier cambio significativo, el deudor puede pedir que el plan sea enmendado en cualquier momento antes del cierre del caso.

Si el deudor no cumple con el plan propuesto, el síndico o cualquier acreedor podrá pedir que el caso sea desestimado o convertido a Capitulo 7.


EL PERDON, RELEVO 0 DISCHARGE
Luego de la culminación de todos los pagos propuestos, la corte le concede al deudor el descargo, relevo o perdón de las deudas no pagadas. 0 sea, que si usted pagó $6,000 a través del plan, pero listó $25,000 en deudas, esos $19,000 no pagados usted NUNCA tendrá que pagarlos. El descargo del Capítulo 13 es más amplio que el del Capítulo 7. El Capítulo 13 puede ser convertido a Capítulo 7 con sólo notificar al Tribunal de Quiebras su intención de así hacerlo.

Por último, antes de radicar un Capitulo de la Ley de Quiebra, aconsejo que la persona medite y sopese la decisión con mucho detenimiento.

Los factores a balancearse son, por un lado, el beneficio de realizar un pago "bajito" a cómodo de sus deudas no aseguradas versus la desventaja de afectar el historial de crédito por un término de siete a diez años. Usualmente la mayoría de las personas que acuden a mi oficina buscando orientación sobre la Ley de Quiebras me informan que ya tienen el crédito "dañado" por los atrasos e incumplimientos de pagos en sus obligaciones mensuales. Algunas ya han sido demandadas, o embargadas y la Quiebra es la única solución viable a su problema económico actual. Al radicar la quiebra, inmediatamente el individuo deberá ajustarse a un presupuesto mensual, y además, de necesitar algún bien o servicio deberá pagar en efectivo por el mismo. La Quiebra debe ser vista, no como el final, sino como el comienzo de una nueva vida en lo concerniente a lo económico.

Estando acogido a la Ley de Quiebras, no se puede vender, regalar, transferir ni hipotecar ninguna propiedad sin el permiso de la Corte. Igualmente se necesita permiso para obtener dinero prestado o comprar mercancía a crédito.

Como verán, esta Ley Federal es una muy estricta, la cual protege y beneficia al deudor honesto que por diversas razones se ha visto imposibilitado en cumplir con sus compromisos económicos por problemas de insolvencia económica. Sin embargo, toda persona que luego de acogida a la Ley no cumpla con los pagos impuestos se arriesga a que su caso sea desestimado y ser privado de la protección de la Ley, quedando indefenso y a merced de todos los recursos legales que tienen los acreedores para ser efectivo el cobro de su acreencia.